Ermita de San Antonio de la Florida

Glorieta San Antonio de la Florida s/n

 

Ermita dedicada a San Antonio de Padua y pequeño museo. Las pinturas murales que la decoran son de Francisco de Goya. Alberga los restos mortales del artista desde 1919. Junto a ella se encuentra otra ermita idéntica para la realización de cultos.

 

Entrada Gratuita

 

Horario:

Martes a domingo de 9:30h a 20h

Cerrado los lunes y los días 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre

 

 

La ermita de San Antonio de la Florida se encuentra situada en la plaza del mismo nombre, y se considera como la única superviviente de las tres ermitas dedicadas a san Antonio de Padua que hubo a las afueras de Madrid. Las otras dos estaban en Alemanes y Retiro.

 

Fue catalogada como monumento histórico-artístico en el año 1905. La sobriedad de la arquitectura, tanto interior como exterior, cede el protagonismo a pinturas al fresco con pinceladas al temple de Goya. El pintor realizó la decoración de la ermita, trabajo que llevó a cabo en seis meses, entre agosto y diciembre de 1798. Popularmente se la suele conocer como la "Capilla Sixtina de Madrid".

 

A los pies del presbiterio se encuentra el panteón del pintor, en la que se conserva la lápida que tuvo en el cementerio de Burdeos, ciudad en la que falleció. Junto a él está enterrado Martín Miguel de Goicoechea, su gran amigo. El 29 de septiembre de 1919 fueron enterrados juntos, para evitar un posible error en la identificación de los restos mortales.

La ermita fue convertida en parroquia en 1881. Este cambio perjudicó el microclima de los frescos de Goya debido al humo de los cirios.  La preocupación por el estado de conservación de los frescos hizo que se encargase al arquitecto Juan Moya Idígoras una nueva ermita que se comenzó a edificar en 1925. Esta nueva ermita, gemela de la anterior, se dedicó exclusivamente a los oficios religiosos, mientras que la primera ofrece al público las decoraciones murales obra de Francisco de Goya (siendo además museo y panteón del pintor). La denominación de la ermita, debería ser desde comienzos del siglo XX, en plural, es decir: las Ermitas de San  Antonio.

Desde el siglo XIX se celebra en sus cercanías la verbena de San Antonio de la Florida cada 13 de junio. La Verbena ejecuta todavía el ritual de los trece alfileres, así como la recogida de panes del santo. Estas dos ermitas, junto con la de San Isidro y de la Virgen del Puerto son las únicas supervivientes en Madrid a comienzos del siglo XXI.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Érase Una Vez Madrid