Real Jardín Botánico

Plaza de Murillo, 2

 

Enero y febrero, noviembre y diciembre de 10h a 18h

Marzo y octubre de 10h a 19h

Abril y setiembre de 10h a 20h

Mayo a Agosto de 10h a 21h

 

 

Entrada 3€

 

El Real Jardín Botánico está lleno de rincones por los que han pasado más de dos siglos de historia. Además este singular espacio introduce al visitante en el conocimiento de una ciencia con largos años de tradición como es la Botánica. 

 

EXPOSICIONES

-Julio Zadik. Un legado de luz. Hasta el 2 de agosto

 

En la Guatemala de la década de los cincuenta, la generación de artistas a la que perteneció Julio Zadik (Guatemala, 1916-2002) marcó una época, alcanzando una calidad y cantidad de producción que no sería igualada hasta finales del siglo XX. Zadik estudió fotografía en Nueva York y recorrió tanto Guatemala como el resto del mundo empujado por su curiosidad, utilizando la fotografía como pretexto y la poesía como estilo. Tras participar en numerosas exposiciones y concursos, a mediados de los sesenta decidió alejarse voluntariamente de las exhibiciones públicas, aunque siguió fotografiando hasta su muerte. En el año 2008 comienzan varias investigaciones que lo posicionan como pionero de la fotografía moderna en toda la región centroamericana. La fotografía no era para Zadik una profesión, sino una forma de vida, la manera de probar su propia existencia. Su intención no era documentalista, sino que la asumió como un medio de expresión con el que construyó su propio lenguaje. El equilibrio de sus imágenes se encuentra en un punto impalpable, resultado de un conocimiento profundo, construido a partir de la práctica y la experimentación, de una persecución meticulosa e infinita.  

- Mario Cravo Neto. Mitos y ritos. Hasta el 2 de agosto

 

Aun cuando Mario Cravo Neto (Brasil, 1947-2009) se dio a conocer como artista plástico, la fotografía formó parte de su itinerario creativo desde su inicio. Procedente de una familia de artistas, comenzó a trabajar con la escultura y la fotografía tras una estancia en Berlín, experimentos que proseguiría en Nueva York. A su regreso a su ciudad natal, continuó pintando y creando esculturas pero también retrató la urbe y su extrarradio. Tras un accidente de tráfico se concentró en la fotografía de estudio y desarrolló sus características escenificaciones protagonizadas por modelos de su entorno familiar, que a menudo portan objetos como piedras, dagas y máscaras, o posan con animales. Mitos y ritos es la primera retrospectiva de su obra fotográfica en Europa y repasa su producción junto a algunos de sus trabajos en vídeo. Su obra se apropia de elementos diversos para construir un lenguaje artístico que mezcla religión y erotismo, violencia y drama, naturaleza y cultura. Escenifica rituales y mitologías que sintetizan la confluencia cultural, étnica y racial del noreste brasileño; la mezcla de la tradición de la población indígena con el legado cultural portugués y africano.  

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Érase Una Vez Madrid