Mercado Navideño                 de la Plaza Mayor

Del 27 de noviembre al 31 de diciembre

Plaza Mayor

 

 

El tradicional mercado de belenes, adornos, objetos navideños y artículos de broma de la Plaza Mayor se celebrará este año con un 50 % de los puestos, siempre que las circunstancias lo permitan.

Los 56 puestos, que conservarán una decoración similar a la de los mercados navideños del norte de Europa con tejados puntiagudos y de color rojo, tendrán una nueva distribución que cumplirá con las medidas higiénico-sanitarias, al igual que los 12 puestos habituales de venta de abetos navideños, afectados también  por la perimetración y el control de aforo. Este control lo realizarán profesionales que velarán para que no se produzcan aglomeraciones de visitantes y para que se respeten las normas de seguridad que las autoridades sanitarias determinen.

Como novedad este año, las terrazas convivirán con los puestos del mercadillo en la plaza Mayor, lo que permitirá hacer una pausa para degustar las variedades gastronómicas de la zona. Para la correcta ubicación de ambas partes, las terrazas retrocederán 1,5 metros.

 

Con la llegada de la Navidad, la Plaza Mayor de Madrid se convierte en un gran mercado lleno de coloridas casetas donde ciudadanos y turistas encuentran todo tipo de figuras de Belén, instrumentos musicales navideños, juguetes y artículos de broma.

 

La Navidad se acerca y una de las mayores tradiciones, el Mercado de la Plaza Mayor, vuelve para celebrar estas fiestas con todos aquellos que quieran acercarse y recorrer sus 104 casetas. La Asociación del Mercado Tradicional Navideño de la Plaza Mayor acoge a todos los vendedores en este enclave madrileño para ofrecer sus productos navideños donde se pueden encontrar principalmente belenes, adornos navideños y artículos de broma.

 

Ya en el siglo XVII la plaza de Santa Cruz acogía un mercado navideño donde adquirir frutas y hortalizas, además de adornos y regalos. En el siglo XIX se estabiliza la ubicación en dicho espacio y se dicta una normativa para regular la venta. Desde ese momento, la Plaza Mayor será el mercado de venta de pavos, turrones y dulces, mientras que la Plaza de Santa Cruz se centraba en puestos de figuras de Belén, zambombas, juguetes, o artículos de broma.

 

En la década de 1980, los toldos de los puestos fueron sustituidos por casetas, importante cambio que ha permanecido hasta nuestros días. Un evento organizado por la Asociación del Mercado Navideño de la Plaza Mayor.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Érase Una Vez Madrid