Teatro de la Abadía

Calle de Fernández de los Ríos, 42,

 

Un roble

Del 10 al 15 de septiembre


De martes a sábado, 20:30 h

domingo 19.30h

 

Un roble es una experiencia teatral para para dos actores. Uno de los personajes es un hipnotista que ha perdido su capacidad de sugestionar a los demás. El segundo personaje es interpretado cada noche por un actor o actriz diferente. Se subirá a escena sin conocer nada de la obra que va a interpretar y sin haber leído ni una sola palabra del texto. Solo debe saber que su personaje ha sufrido la pérdida de un hijo. El tercer protagonista es el público, que en presencia de este acto metateatral, intenta desgranar la ficción/realidad de lo acontecido.

Un roble es una obra acerca de la pérdida, sobre el poder de la mente y la capacidad de nuestra imaginación para crear y para creer. Un Roble es un espectáculo sobre el papel del espectador en el teatro y la catarsis de una mentira compartida.

Escrito por el británico Tim Crouch, hombre de teatro que rompe con las convenciones de la escena. El diario The Independent incluyó Un roble en el listado de “las cuarenta obras de teatro que hay que leer antes de morir”. El mismo Crouch interpretó originalmente al hipnotizador. Caryl Churchill dijo sobre él: “Crouch te hace reír y sentir una experiencia vívida de dolor. Por un tiempo te quita las ganas de ver otras obras”. En España, el texto está editado por La Uña Rota, junto a otra obra del autor, Mi brazo.

Espectáculo co-producido por Bella Batallay Esto Podría Ser, interpretado por Luis Sorolla y dirigido por Carlos Tuñón, equipo especializado en teatro inmersivo y experiencial.

.

Sea Wall

Del 10 al 15 de septiembre, 2019
 De martes a sábado, 20:30 h
Domingo, 19:30 h

 

¿Qué es eso, Álex?”, me dicen. “Parece que tienes un agujero enorme atravesándote todo tu centro.”

El jardín del Teatro de La Abadía acoge Sea Wall, una experiencia teatral para veinte espectadores que junto a Un roble, espectáculo también dirigido por Carlos Tuñón, compone un díptico sobre la ausencia y el dolor.

La pieza se representa al atardecer, a lo largo de una hora, desde que empieza a caer el sol hasta que se oculta por completo.

Nacho Aldeguer interpreta a Álex, un fotógrafo amante de la vida, de su mujer, de su hija pequeña y de las conversaciones con su suegro, un exmilitar jubilado con quien tan pronto habla de cervezas como de tenis o de Dios.

En medio de sus vacaciones, Álex se enfrentará a un vacío existencial que le cambiará para siempre. Sea Wall trata de la vida en pareja, la vida en familia, los miedos que ambas conllevan y las cosas que no podemos cambiar.

Es un texto breve e intenso escrito por Simon Stephens, uno de los dramaturgos británicos más premiados y estrenados de las últimas décadas.Surgió a raíz de un encargo del Bush Theatre de Londres, que necesitaba programar obras que pudieran representarsemientras llevaban a cabo reformas en el teatro. De ahí, la sencillez de su puesta en escena. Después, Sea Wall ha sido un fenómeno teatral entre crítica y público pasando entre otros por el National Theatre, el Old Vic y festivales como los de Edimburgo o Dublín.

El periódico The Guardian dijo sobre el montaje original: “Una de las experiencias más devastadoras que puedas vivir en el teatro. Un monólogo empapado de dolor, de un hombre que lo pierde todo […]. Cada palabra se instala en tus huesos y se enfría allí.”

Hemos venido a darlo todo

Del 19 al 29 de septiembre

De martes a sábado, 20:30 h
Domingo, 19:30 h
 

 

En 1977, la NASA realiza un ejercicio artístico de síntesis y perdurabilidad: enviar al espacio un vinilo de oro y algunos materiales extra que pretendían definir a la humanidad en su conjunto. Una selección musical que podríamos entender como un “Best of” de una comunidad orgullosa, confeccionado para sobrevivir al Planeta Tierra.

A medio camino entre la Caja Negra y el popurrí de una especie tragicómica.

Cuarenta y dos años más tarde, Voadora revisa esos materiales que nos cuentan mucho más sobre nosotros mismos de lo que la agencia espacial nunca pudo imaginar.

Hemos venido a darlo todo parte de los samplers sonoros de aquellas músicas y los remezcla en directo para ofrecer una experiencia escénica que trata sobre las sutiles diferencias entre un acontecimiento, un acto y una epifanía. El espectáculo más musical de la compañía hasta el momento, a medio camino entre el concierto escénico y el teatro experiencial.

Voadora lleva desde el año 2007 en activo con un equipo formado por artistas complementarios de diferentes disciplinas (artes plásticas, música y escena). La compañía, referente en la vanguardia escénica española, ha sorteado las trampas de la periferia convirtiéndolas en virtudes y parece encontrarse en un permanente estado de crecimiento, sumida siempre en una búsqueda constante de nuevos horizontes.

Este montaje juega a desplazar el centro del público ante el hecho teatral sin renunciar a la frescura, la extrañeza, el sudor y la energía de la música electrónica en lugares extraños porque, al fin y al cabo, hemos venido aquí a darlo todo.

PASIÓN (FARSA TRÁGICA)

Del 26 de septiembre al 13 de octubre, 

 

De martes a sábado, 20:00 h
Domingos, 19:00 h

 

Enrique, protagonista de esta farsa, es un joven deportista que ambiciona ganar una competición para la cual lleva preparándose varios años, pasión que entrará en conflicto con las dudas y contradicciones que otros sentimientos le suscitarán.

El autor se sirve de esta metáfora del deporte para, desde la sátira, poner en cuestión una realidad que impone alcanzar metas cada vez más altas.

“Pasión (farsa trágica) alude a la vez a la pasión por el Deporte y el ascenso del Hombre a su realización suprema (esto es la cucaña) y a la pasión de los amores rotos y contradichos, no sin una referencia velada a la Pasión del propio Hijo del Hombre.” (Agustín García Calvo)

Este espectáculo es fruto de uno de los Laboratorios Rivas Cherif del Centro Dramático Nacional y ahora se presenta en La Abadía como expresión de nuestro compromiso con el legado creado. El inolvidable García Calvo fue maestro de ritmo y prosodia en las tres primeras promociones de actores del Teatro de La Abadía y José Luís Gómez dirigió su Baraja del Rey don Pedro (Premio Nacional de Literatura Dramática 1999). Tres de los actores que componen el elenco de Pasión (Lidia Otón, Daniel Moreno y Felipe García Vélez), así como la propia directora, Ester Bellver, tuvieron el privilegio de recibir clases de García Calvo en La Abadía. Además, Bellver, que siempre ha sentido una especial afinidad con él, ya realizó un espectáculo en homenaje a la figura y obra de este magnífico autor, Todas a la una.

Mercaderes de Babel

Del 3 al 27 de octubre


De martes a sábado, 20:30 h
Domingo, 19:30 h

 

Mercaderes de Babel es una creación colectiva de Compañía de Babel, dirigida por Carlos Aladro, que toma como pre-texto El mercader de Venecia, para elaborar un texto propio a cargo de José Padilla, que adapte la problemática y cuestiones que surgen de la propia obra a las necesidades de la compañía para mirar al mundo actual.

“Más allá de la caridad y el interés, se mantiene irresoluble el enigma del verdadero amor; su ausencia, más allá de la confusión que provoca, nos muestra cuánto lo necesitamos, y nos lleva a intuir porqué esta pieza, a pesar de sus sombríos tintes trágicos, siempre ha sido considerada una comedia, de leyes y legados, malentendidos y malintencionados, donde gobierna bajo el juego de las apariencias, en su férreo patriarcado, un único dios: el dinero.” (José Padilla)

El encuentro de lo que podría ser un múltiple reflejo en un mismo espejo: dos culturas y dos tradiciones teatrales, la inglesa (Greg Hicks) y la española; dos autores, Padilla y Shakespeare; dos tiempos, el siglo XVI y el XXI; y dos ciudades como metáfora capital del comercio y la confusión, Venecia y Babel, “la gran laguna” y el balbuceo; para generar un espectáculo sobre el mundo de mercado globalizado actual, el juicio permanente entre lo legal y lo legítimo, lo ético y lo moral, cuestionando el precio que supone para la humanidad, todo, como dice la obra: “por una libra de carne”.

¿Quién es el oprimido? ¿Shylock? ¿Es el único? ¿Quiénes son Shylock? ¿Qué poderes son los que oprimen? ¿Cómo cambia el concepto de justicia según el poder? ¿Cómo cambia con el tiempo? ¿Quién lo juzga? ¿Qué importa esto? ¿A quién? ¿Qué se juzga? ¿Sale alguien indemne? ¿Quién juzga a quién?

TERRENAL. PEQUEÑO MISTERIO ÁCRATA

Del 17 de octubre al 3 de noviembre, 2019
 De martes a sábado, 20:00 h
Domingo, 19.00 h

 

“La realidad no podría encontrar una forma más poética de calarte los huesos. Imposible imaginar un momento político y social tan explícito y en donde este texto se vuelva más urgente y necesario” (Claudio Tolcachir, en La Nación)

Con más de cuatro décadas de carrera a sus espaldas, el argentino Mauricio está considerado como uno de los grandes maestros de su país, además de un referente del teatro latinoamericano. Desde su debut en 1973 con Civilización… ¿o barbarie?, este dramaturgo y director se ha labrado una carrera marcada por el compromiso con la actualidad política de su nación, así como una escritura enraizada en la mitología clásica.

Ambas cualidades se reflejan en Terrenal, una relectura del mito bíblico de Caín y Abel que, en manos de Kartun, se transforma en un conflicto de origen patronal más que de odio fraternal, con marcado acento criollo. Caín representa a un pujante productor celoso de sus bienes y Abel, a un trabajador feliz de su libertad. Los dos se expresan mediante refranes y dichos típicamente argentinos a la espera de que aparezca su abuelo, un ser burlón que se transforma a lo largo de la obra.

Las consecuencias de abrazar el capitalismo salvaje o el ecosocialismo como modelos organizativos de la vida civilizada estallarán en un final que no por conocido ha dejado de helar el corazón de sus espectadores. Un clímax aún más chocante por el tono cómico, cercano al slapstick y al teatro de variedades, con el que el director guía el recorrido de estas figuras con rasgos que recuerdan tanto a los personajes de Esperando a Godot como al dúo cómico formado por Stan Laurel y Oliver Hardy.

Desde su estreno en 2014 en el Teatro del Pueblo de Buenos Aires, Terrenal se ha convertido en uno de los mayores fenómenos de la siempre efervescente cartelera bonaerense —para extenderse después por toda Latinoamérica—. En su sexta temporada consecutiva acumula más de 800 funciones y 80.000 espectadores. Ha participado en 18 festivales internacionales y ganado 25 premios en todas sus categorías. Tras una breve visita en el Festival de Otoño de 2017, Terrenal regresa a La Abadía para disfrute de todos los aficionados al TEATRO, con mayúsculas.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Érase Una Vez Madrid