Museo del Prado

Paseo del Prado, s/n

 

Lunes a sábado de 10h a 20h

domingo de 10h a 19h

 

El museo Nacional del Prado es uno de los más importantes del mundo y uno de los más visitados. Su principal atractivo radica en la amplia presencia de Velázquez, El Greco, Goya, Tiziano, Rubens y El Bosco, de los que posee las más extensas colecciones que existen a nivel mundial. Además de destacados conjuntos de Murillo, Ribera, Zurbarán, Rafael, Veronese, Tintoretto O Van Dyck entre los más relevantes.

 

Entrada general 14€

 

Gratuito de lunes a sábado de 18h a 20h y domingos de 17h a 19h 

- Effigies Amicorum. Retratos de artistas por Federico de Madrazo (1815-1894). Hasta el 10 de enero

 

Fue el pintor español que realizó el mayor número de retratos de artistas. Obras de interés que, como corresponde al más relevante especialista de su generación, son exponentes de su mérito y dignidad profesionales. No son simples cabezas, sino retratos de gran busto o, los dibujados y litografiados, de media figura.

-Ingres. Hasta el 27 de marzo

 

La obra de Ingres, anclada en el academicismo sólo aparentemente, constituye sin duda un jalón esencial hacia las revoluciones artísticas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Descendiente de Rafael y de Poussin, su obra es a la vez anunciadora de Picasso y de las distorsiones anatómicas; inspirando la renovación de las escuelas europeas del siglo XIX, especialmente de la española.

La exposición presenta un desarrollo cronológico preciso de la obra de Ingres y atiende de manera muy específica su compleja relación con el arte del retrato, construida a través del rechazo y de la admiración, y que se confronta con su ambición constante por ser reconocido, en primer lugar, como un pintor de Historia.

Arte transparente. La talla del cristal en el Renacimiento milanés. Hasta el 10 de enero

La presente exposición constituye una oportunidad única para contemplar una faceta poco conocida de la historia del arte: la talla del cuarzo hialino o cristal de roca, arte en el que destacó la ciudad de Milán en la segunda mitad del siglo XVI. Por su valor artístico y material, estas obras se destinaron a colecciones que solo los soberanos y miembros de la alta nobleza europea se podían permitir.

En la muestra se exhiben seis magníficas obras pertenecientes a dos de las colecciones históricas más ilustres: la de los Médicis, conservada en el Museo degli Argenti en Florencia, y la de Luis XIV, en el Museo del Louvre de París. Otras catorce espléndidas piezas proceden de la colección reunida por el Gran Delfín Luis de Francia, hijo de Luis XIV, que fue heredada en parte por el rey Felipe V, el primer Borbón español, en 1711.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Érase Una Vez Madrid